YO SÉ, por tanto, YO CREO, la Nueva Tierra. Ommm…

La nueva energía nos dice desde el interior «YO SÉ» y  por tanto «YO SÉ QUE SOY». El despliegue de todas nuestras hebras de ADN latentes hasta ahora, despliega todos los espectros del arco iris para ir más allá de la luz de nuestro Sol, viajando hacia el Sol central de la galaxia. Los nuevos rayos entrantes desde allí despiertan todos los colores iridiscentes, iluminando nuestras hélices, impregnándolas de más luz fotónica a través de la cual despertamos a quienes somos en nuestra verdad esencial. Es la era de la unidad consciente donde se vive en armonía cooperativa y fraternidad humana y universal. Los nuevos códigos vienen para anclar nuestra Presencia Divina, y la certeza de quienes somos nos impulsará hacia una nueva era dorada y estelar. No hay otra opción para el Planeta y para todos los que elijan habitarla. La paz no se negocia, el mandato divino del sonido OM y sus frecuencias cristalinas son una evidente realidad, la cual cohabita con las multirealidades y mundos que cada uno está creando. El sonido OM se encargará de unificar nuestro cerebro paso a paso, ya está reverberando en nuestras conciencias y por resonancia, todos acabaremos rendidos ante su  flash solar. En cada emanación, está pulsando el latido de la madre tierra hacia su centro de quietud y su propia ascensión, así como nuestros latidos humanos, rezagados aún por tanta confusión. ¡Abramos bien los ojos! Sólo nos queda atravesar el túnel con alegre expectativa y seguir expandiéndonos a medida que vamos disolviendo nuestro pasado, cabalgando en las distintas horas cuánticas hasta ver el nuevo amanecer. La Paz ES. Los dioses creadores somos cada uno de nosotros, pequeños gigantes medio humanos en pos de su libertad y su completa humanidad. Es por esto que sólo queda repetirse interiormente como un mantra ¡hágase la luz, hágase el amor, hágase la paz! en equilibrio perfecto de la llama trina corazón, ordenando cada día nuestras disonancias y vistiéndonos de las nuevas sustancias de oro vivo. «YO SÉ y por tanto YO CREO», parafraseando al gran Master Gong Don Conreaux, (magnum opus del Gong), es el nuevo paradigma de quien sabe quién es y a lo que ha venido. Me lo creo y lo creo porque lo sé. Lo que significa, para mayor claridad: ser consciente de que somos y estamos creando la Nueva Tierra…. RRRR..!RA!

…mmm, ahora empiezo a entender los milagros.

Con infinita gratitud,  OMMMM x·3

Mensaje de la consciencia Gong, 25 mayo 2020

más mensajes en canal Thaybhari -madre del sonido-

error: Content is protected !!